23 marzo, 2015

Email Tracking: Ataque y defensa

El rastreo de correo electrónico es más común de lo que piensas. Consiste básicamente en la monitorización del correo electrónico con el fin de conocer si el destinatario lo abrió, cómo, cuándo, y dónde, entre otras cosas.
Existen varias herramientas que nos permiten saber qué ocurre con los emails que enviamos a partir del momento en el cual pulsamos el botón "Enviar".

La mayoría son utilizadas por empresas de marketing, anunciantes, empresas o gente que directamente les interesa conocer, sin que tú tengas constancia, si has abierto el correo que te han enviado, desde qué dispositivo, con qué navegador, etc. 

De esta forma pueden después crear sus estadísticas y engrosar sus bases de datos de conocimiento con sus potenciales clientes, gente que está interesada o no, comprobar si sus correos se tratan como spam, etc. Estas son algunas de las más conocidas:
La mayoría son de pago pero ofrecen versiones gratuitas y/o limitadas a varios emails al día.

¿Cómo podemos saber si el correo que recibimos está siendo rastreado por el remitente?
Recientemente ha aparecido una utilidad en forma de plugin para Chrome, llamada Ugly Email.

Su funcionamiento consiste en buscar los patrones utilizados por las herramientas de rastreo (como las citadas anteriormente) dentro de los emails que hemos recibido y alertarnos, en caso de encontrar alguno, para que nosotros decidamos si queremos finalmente abrirlo o no. La forma de avisarnos es añadiendo el icono de un ojo (Evil eye) junto al asunto del correo.
Las contras de Ugly Email: de momento solo funciona en Chrome y para Gmail.

Fuente: Ugly Email

P.D.: en caso de que decidas abrir ese correo, puedes seguir esta mini guía de Life Hacker para evitar que el remitente reciba la información. Básicamente comenta que no debemos pulsar en los enlaces que pone "Mostrar imágenes".

Saludos.

0 comentarios:

Publicar un comentario