02 febrero, 2015

La Ciberguerra ya esta aquí

Hola a tod@s

Como anunciamos aquí el pasado 30 de enero se estreno en los cines la película Blackhat, más allá de la ficción esta película nos muestra una realidad a día de hoy. Los ciberdelincuentes y terroristas han encontrado una nueva alternativa para realizar sus actos delictivos.

Uno de los ejemplos que me viene a la memoria podría ser Stuxnet,  que por el año 2010 este virus acabo con el programa nuclear iraní. Muchos ignorantes o incrédulos no lo ven o no lo quieren ver, pero la ciberguerra esta aquí.c

Vamos a exponer algunas amenazas reales que los cuerpos y fuerza del estado  y servicios de inteligencia están luchando actualmente para que esto no ocurra.
  • Ataque a una central nuclear: Las centrales nucleares se consideran infraestructuras críticas, y no es para menos, ya que un ataque contra este tipo de infraestructuras sería un golpe muy duro hacia un país. El caso más reciente fue el ataque que sufrió Irán con Stuxnet.
  • Dejar a un país a oscuras: Los ciberdelincuentes podrían dejar a un país “entre tinieblas” y retroceder una ciudad o país al siglo XIX. Podrían dejar sin líneas telefónicas, Internet o sin suministro eléctrico. Por ejemplo el malware Dragonfly.
  • Dejar sin agua o cambiar su composición: Plantas de tratamiento o presas son otro de los objetivos de los terroristas. El ph del agua para el consumo debe estar entre 6,5 y 8,5, un cambio en estos niveles sería convertir el agua en tóxica. Si recordáis en 2011 unos ciberdelincuentes rusos dejaron sin agua potable a la ciudad de Springfield, EE.UU.
  • Atascar aún más las carreteras: Imaginad que varios semáforos de vuestra ciudad dejan de funcionar, se retrasen o cambien continuamente. Provocaría un caos, sobre todo en hora punta. El año pasado un argentino usando un drone accedió al sistema que controlaba los semáforos.
  • Usar los drones como misiles: Unos estudiantes de la universidad de Texas en Austin, EE.UU han demostrado que se podría interferir las comunicaciones entre la base y los aviones no tripulados militares utilizando simplemente un dispositivo de fabricación casera y unos mil dólares de coste. Ese aparato reemplaza las coordenadas por otras y estrellarlas sobre un objetivo.


No seáis malos.


0 comentarios:

Publicar un comentario