18 octubre, 2013

Historia Criptografía Clásica (Parte I)



Hola a tod@s


Todo el mundo conoce los algoritmos de criptografía actuales, como por ejemplo el RSA. La criptografía actual que oímos hablar tanto de ella para la seguridad de las comunicaciones no es novedad del siglo XXI ni del XX, mucho tiempo atrás otras civilizaciones antiguas ya comenzaron a construir y a poner su pequeño grano de arena, y con el paso de los siglos hemos ido mejorando hasta la actualidad.

Obviamente estas técnicas se encuentran en desuso por la debilidad su cifrado. Los primeros mensajes datan del siglo V antes de Cristo, utlizada por los espartanos, (ya ha llovido), consistía en una vara llamada escílata, a esta se le enroscaba una cuerda de cuero con unas letras.


Aún recuerdo en mi época de instituto cuando estudiaba el FP de informática, ahí fue donde mi profesor de Redes, Dani, nos inicio en la criptografía, clave simétrica, asimétrica, clave pública, privada etc, también nos enseño criptografía clásica. 

GRACIAS DANI!

¿Cómo funcionaba?

Nosotros cifraremos para este ejemplo la palabra INFORMATICA.

Una vez escrito el mensaje, la tira de cuero se desenrollaba del bastón y era llevada por un mensajero al destinatario correspondiente.


Una vez desenrollado solo se podría observar: IANTFIOCRAM


Como clave o diámetro de la escítala (n) tomaremos el número 2, es decir, en cada vuelta de la cinta enroscada en la vara pondremos 2 caracteres.

I    A    N    T    F    I    O    C    R    A    M
I    A    N    T    F    I    O    C    R    A    M


Si durante el transporte el enemigo interceptaba al mensajero, solo obtenía una tira de cuero con un montón de letras inconexas y sin sentido.


Para descifrar el mensaje una vez llegado a su destino, este debía poseer un bastón del mismo diámetro que el encargado de generar el mensaje. De este modo, enrollando la tira de cuero sobre él se podría volver a hacer legible el mensaje original.

Historia Criptografía Clásica (Parte I) 

Historia Criptografía Clásica (Parte II) 

Historia Criptografía Clásica (Parte III)


No seáis malos.

0 comentarios:

Publicar un comentario